Mostrando entradas con la etiqueta escuchar solo lo que nos conviene.. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta escuchar solo lo que nos conviene.. Mostrar todas las entradas

sábado, 29 de septiembre de 2012

Si quieres que tu pareja te escuche, aprende a escucharlo(a)

Sabes escuchar a tu pareja, sino, aprende a escucharlo(a)

En las relaciones de pareja es muy importante aprender a escuchar para poder ser escuchado.

El querer que nos escuchen a nosotros primero se hace con la intención de poner mas carga sobre el otro.

 Escuchar no es simplemente oir, escuchar significa analizar y poner mucha atención a lo que tu pareja quiere decirte y no lo que tu quieres escuchar.

Muchas veces no queremos escuchar todo lo que se nos dice y aplicamos el término de “sordera selectiva” en la conversación.

Utilizando un colador emocional solamente escuchamos lo que queremos oir y nos cegamos a las palabras que no nos gustó escuchar.

No lograrás una buena comunicación si no aprendes a escucharlo(a)

La mala comunicación el no saber escuchar y comprender el punto de vista de la pareja crea una distancia en la relación la cual día a día se estropeará más y se llenará de una carga negativa, la cual costará mucho sacar de nuestras vidas.

 De esta carga negativa, sale la mala voluntad, el enojo y el desgano sexual y la relación se enfría al punto que podría llegar a terminar.

 Para evitar que todo esto ocurra, debemos aprender a escuchar sin interrumpir.

Evita los malos entendidos y aprende a escucharlo(a)

Si sabemos escuchar y analizar lo que la pareja dice, no habrán malos entendidos porque nos pondremos en los zapatos del otro y como éste percibe las cosas desde su punto de vista.

 Si aceptamos tener una conversación con la pareja debemos también aceptar sus opiniones y su mensaje que quiera trasmitir a través del mismo.

Busca un momento relajado y tranquilo y aprende a escucharlo(a)

El escuchar a tu pareja no puede ser en un momento en que estás ocupado, en el trabajo, atendiendo a los niños, cuando vas manejando en el tráfico pesado de la mañana o de la tarde en un día de trabajo.

Para escuchar a tu pareja debes escoger el momento, un día y una hora para poder hablar tranquilamente sin interrupciones. El teléfono de la casa y el celular tienen que estar ausentes cuando la conversación tome lugar y la computadora apagada.

Cuando se alejan las distracciones y las interrupciones, es el momento en que nos disponemos de escuchar a nuestra pareja y dedicarle ese tiempo que necesita para expresar sus sentimientos y sus preocupaciones.

Tampoco debe estar cerca un reloj de ningún tipo porque es de muy mala educación mirar el reloj constantemente y dar la impresión que la conversación del otro es tediosa y aburrida

Una buena comunicación empieza por el momento en que te sientas a escuchar al otro y te olvidas de tu propia opinión y de tus argumentos en el momento en que escuchas a tu compañero o compañera.

Asi como escuchas un auto libro, o miras una película aprende a escucharlo(a)

Cuando escuchas un audio libro, no lo criticas conforme lo vas oyendo, sino que una vez terminas de escucharlo, ahí es cuando tu sometes el comentario sobre el mismo para que el autor lo lea.

Cuando miras una película sucede lo mismo, no debates nada sobre la misma hasta que no termine. Ahí puedes dar tu opinión al respecto.

Sucede lo mismo cuando escuchamos a la pareja expresar su opinión sobre un tema cualquiera, puede ser que este tema directamente nos concierna a nosotros o puede ser un tema que solo le concierna a él en el caso de las mujeres o a ella en el caso de los hombres.

Escucha en silencio. Ya tendrás tu turno para expresar lo que piensas.

Analiza lo que escuchaste, no des respuestas por impulso, piensa bien lo que vas a decir y así la comunicación será más efectiva y tu relación de pareja más saludable.